Trabajando duro con la creatividad.

Has escuchado la frase “trabajar con el sudor de nuestra frente”, esta afirmación se aplicaba para la era industrial, pero ahora estamos en un mundo en constante cambio, no hemos terminado de adaptarnos a un cambio cuando ya viene otro cambio en camino. Solíamos pensar que los cambios en el mundo se daban cada cierto tiempo, lo cual nos daba espacio de adaptarnos y acomodarnos por un lapso de tiempo, pero en la actualidad no es así, ya que tras un cambio viene otro y no hay tiempo de adaptarnos, sino que tenemos que acoplarnos a lo dinámico en que se comporta el mundo.

Sin embargo, la educación formal no nos ha preparado para enfrentarnos a estos cambios, nuestro sistema educativo esta diseñado sobre el supuesto implícito de que todos los problemas del mundo han sido ya resueltos y que el profesor conoce todas las respuestas. El trabajo de un profesor es presentar el problema a los estudiantes, después las respuestas y, finalmente, instruirlos para saber cómo enfrentarlos. Tal como veo el mundo, éste es una sumatoria de discontinuidades con problemas variados; debemos diseñar un nuevo sistema educativo que cumpla las competencias que este nuevo mundo demanda.

La educación tradicional corre el peligro de ser un obstáculo, en vez de ser una ayuda para adaptarnos al dinamismo del mundo actual.

educacion creativa

Muchos de los supuestos de la educación tradicional eran que había cosas “conocibles” en el mundo, y que si uno las conocía podría caminar por ese mundo con cierta seguridad. Ahora sé ha tenido que desaprender muchas de esas cosas. Creo que será necesario un sistema formativo totalmente diferente, un sistema que no se base en adquirir conocimientos y hechos, sino más bien de crear e imaginar nuevos hechos paradigmas.

Los maestros deben de convertirse en coach para ayudar a los estudiantes a aprender cómo aplicar todos esos conocimientos y reinventar lo que ya existe para que puedan ser utilizados en este mundo dinámico y lleno de cambios. La forma en que solíamos hacer frente a la complejidad era dividiendo las cosas en trozos más pequeños, más manejables. Esto daba por sentado que la suma de las partes era igual al total. Y así es como tradicionalmente intentábamos resolver los problemas en el mundo de los negocios, y eso ya no es válido en la clase de mundo en que estamos entrando.

Debemos desarrollar un sentido de creatividad e imaginación, un sentido de trabajar en equipo como parte de un sistema, donde cada parte del sistema afecte a los demás y sea afectada por ellas, y donde el conjunto sea mayor que la suma de sus partes. Así es como podemos hacer que el futuro tenga un sentido. Tenemos que darle nuestro propio sentido, nuestra creatividad, al igual que las organizaciones.

Las oportunidades en el mundo están a disposición del que tenga creatividad e imaginación.

Esto me parece a la vez extraordinario y aterrador. La manera de entender uno el futuro en las organizaciones, en la sociedad y en su propia vida, es encargarse del futuro, no responder a él. Por lo tanto, debemos aprender a convertir el caos y la incertidumbre en oportunidades, tratar de encontrarle lo positivo y no buscar certeza donde no la hay, a correr el riesgo para innovar y reinventar.

Ahora el obstáculo más grande que tenemos son nuestros pensamientos, porque contra lo que estamos luchando es contra los paradigmas que nos han impuestos nuestros antecesores.

Las personas que van a ser exitosas en este nuevo mundo son las que trabajan con el sudor de la creatividad, las personas que crean las oportunidades y sean resilientes.

Cesar Montesino
Director Fundador de CECONVIV

1 thought on “Trabajando duro con la creatividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *